Cuadros para dormitorios

El dormitorio es uno de los lugares más íntimos de cualquier hogar. La decoración es muy importante para lograr la comodidad y relax necesarios para descansar y reponer energías.

Mirá nuestra selección de cuadros decorativos para cuartos. Podemos personalizar los modelos para que combinen con tu habitación, ya sea un dormitorio matrimonial, uno adolescente, o el estilo que tengas.

Debajo de los modelos encontrarás algunas ideas para colgarlos.

Por qué usar cuadros modernos para decorar las habitaciones?

Los cuadros son una excelente opción para darle a nuestro cuarto la personalidad y estilo que más nos gusta. Es una gran oportunidad para tener delante una frase o un paisaje que nos gusta y que sea lo primero que vemos todas las mañanas al despertar. Además, por más pequeña que sea la habitación, siempre habrá lugar para algún que otro cuadro en nuestras paredes.

Si nos aburrimos y queremos cambiar algo en la decoración, podemos refrescar el ambiente fácilmente agregando o cambiando un cuadro!

Ejemplos de dormitorios decorados con cuadros

Hace un tiempo que los cuadros modernos se pusieron de moda para decorar las paredes de los cuartos, y existen infinitas posibilidades de acuerdo a nuestros gustos. Los trípticos son una opción clásica, aunque cada vez más gente se anima a crear su propio gallery wall combinando cuadros decorativos de distintos tamaños.

Aquí les dejamos algunas ideas para que se inspiren a la hora de planificar el estilo de sus dormitorios.

Ideas para utilizar cuadros decorativos en los dormitorios

Para planificar la decoración del cuarto, se debe comenzar por ver qué colores están presentes en paredes, muebles y demás objetos como cortinas, cubrecamas, etc. Si las paredes están pintadas de colores fuertes, lo ideal es elegir cuadros con fondo blanco y de pocos colores. Lo mismo es válido cuando convive mucho colorido en los objetos. Además, los diseños donde predomina el color blanco son una buena opción para mejorar la luminosidad de la habitación.

Si en el dormitorio son los colores pasteles los que más destacan, una alternativa es elegir cuadros modernos de tonos en la misma gama pero un poco más claros o un poco más oscuros. Sino, para romper con esa neutralidad se pueden elegir cuadros coloridos resaltando las gamas existentes. Por ejemplo, si las paredes son de color beige, los cuadros pueden contener marrón. En el caso de que haya mucho blanco o colores claros en la habitación, los cuadros de colores oscuros o fuertes generan un buen contraste.

La elección de los cuadros decorativos también dependerá del estilo de cada uno; hay quienes prefieren decorar sus dormitorios con estilo tradicional, hay quienes optan por un estilo más moderno y minimalista, o quienes eligen lo vintage. En general los cuadros minimalistas para dormitorios contienen pocos colores y figuras simples, o también frases. Los cuadros vintage pueden contener flores y en general son más cargados en cuanto a colores y figuras.